Search
  • Jaime Ros

El quehacer del economista


Buenas tardes a todos. El director de la Facultad de Economía me ha otorgado la distinción de dirigirme a ustedes para hablar del quehacer del economista y darles la bienvenida a nuestra Facultad, distinción que le agradezco muy sinceramente. Antes de volver hace tres años a México y a la unam, donde estudié hace muchos años (prefiero no contar cuantos), viví 20 años en Estados Unidos donde enseñé economía en la Universidad de Notre Dame. Es muy común en Estados Unidos, en la academia incluida, empezar una conferencia contando un chiste. Debo confesar que al principio me “sacaba mucho de onda” esta manera de introducir un tema, que a veces era muy serio e incluso grave, pero eventualmente me acostumbré y creo haber entendido el propó- sito de este recurso: romper el hielo, es decir, relajar al público y relajarse uno mismo quitándole el carácter ceremonioso que de otra manera tendría la reunión entre el conferencista y su público. De manera que por primera vez en mi vida, voy a empezar una charla con un chiste, en este caso sobre la disciplina que se han embarcado a estudiar, o, más bien, con algo que parece un chiste pero en realidad es un reflejo fiel (y no distorsionado de la realidad). Leer más


3 views